Sobre la ciencia lingüística

Antón A. Toursinov

conversacionesGuatemala es un país diminuto por su territorio pero enorme por su herencia lingüística y cultural, donde conviven 25 etnias de 4 orígenes diferentes: los mayas actuales que hablan las lenguas unidas por su supuesto origen común en la familia maya-quiché; los ladinos cuya lengua materna es el español que pertenece al grupo de lenguas romances – originados del idioma latín hablado en el Imperio Romano que se extendía desde el Norte de Europa hasta el Norte de África -, que a su vez pertenece a la familia indoeuropea que une, bajo el también supuesto origen común, la mayoría de las lenguas europeas y algunas asiáticas; el garífuna de origen afro-caribeño (producto de una mezcla de algunas lenguas africanas con el inglés); y el xinca, cuyo origen hasta ahora es desconocido para los lingüistas. Aclararemos que en dos casos, el de las lenguas maya-quichés y el de las indoeuropeas, se utiliza el concepto del “supuesto” origen común porque hasta ahora no se ha comprobado científicamente la existencia de sus “lenguas-madres”: del protomaya en el primer caso y del protoindoeuropeo en el segundo.

Así pues, debido a esta variedad cultural tan rica en Guatemala surge el interés de la gente, más que nada de los jóvenes, por la Lingüística. No obstante, existen muchas preguntas, muchas ideas erróneas, muchas equivocaciones, que a veces llevan a crear la imagen negativa o totalmente opuesta a los principios de nuestra ciencia. Trataremos de presentar la lingüística actual, explicar sus objetivos, sus preceptos más importantes y, quizá, dar algunas explicaciones a los que se interesen y quieran dedicar su vida personal y profesional al estudio sistemático para el bien de la comunidad lingüística. Sigue leyendo