Taller de “Aprendizaje basado en proyectos”

abril 15, 2014

Más información en el enlace, http://bit.ly/1mYf1PS

Taller_Aprendizaje_FB

 

Mi lectura del Quijote segunda parte, 34

abril 11, 2014

Jorge Luis Contreras Molina

Don Quijote y DulcineaEl Quijote es un libro de amistades. Quijano es amigo de su honor: coherente. Don Quijote y Sancho son inseparables: cada cual un individuo, y cada uno complemento del otro. El de los leones es amigo de su caballo: lo ha fabricado, y le ha dado identidad. Sancho es inseparable de su asno: casi nunca se ve a uno sin el otro.

En don Quijote los personajes responden a su destino.  Solo el Hidalgo lo ha transformado con valor. Los duques son villanos en la sombra burlesca de una broma necesaria.  Sancho es simple, terrenal, amigo de lo que puede ver y asir con sus regordetas manos.

El teatro vuelve a montarse.  Vuelven a ponerse a prueba la simplicidad y la cobardía de un escudero práctico siempre dispuesto a huir de los peligros que don Quijote añora (esto a pesar de que en capítulos anteriores vimos ya escapar medroso al hidalgo).

El centro del asunto es ahora un incongruente grupo de mensajeros, encantadores, demonios y magos que se disponen a burlarse tanto del soñador como del pobre Sancho a quien no entienden.

Dulcinea. Vuelve la inspiradora que habría de reaparecer, digamos, en Tabaré. El loco corazón de don Quijote vuelve a latir como lo haría el hombre de Nicanor. Se avecina otra reunión de raros.

Curso libre: La historia del soneto

abril 3, 2014

 

Para más información, sigue el enlace http://bit.ly/Q7YGL6
Historia del soneto, curso libre

Octavio Paz, aniversario de su nacimiento

marzo 31, 2014
El 31 de marzo 2014 celebramos el 100 aniversario del nacimiento de Octavio Paz.

El 31 de marzo 2014 celebramos el 100 aniversario del nacimiento de Octavio Paz.

Mi lectura del Quijote segunda parte, 33

marzo 20, 2014

Jorge Luis Contreras Molina

El treinta y tres nos regala al mejor Sancho. Extremado por una duquesa que está dispuesta a llevar la farsa hasta el final, el escudero habla con sus ya famosos dichos mal dichos por parciales, mezclados o inoportunos; pero ingeniosos.  La vida del Panza es un enigma para las oyentes. Si sabe que el Quijote está loco, ¿Don Quijotepor qué entonces lo sigue con esa fe ciega?
Los  lectores que ya podríamos ir aburriéndonos de esta larga lista de tonterías leemos una respuesta que refleja la entrañable amistad que se ha creado entre don Quijote y Sancho Panza. Han comido y pasado hambre juntos. Son hermanos de desdichas.  Su destino es común. Incierto; pero fabricado por ambos en cada aventura.

La noble está intrigada por la extraña lógica de vida que rige a Sancho. La carta y el encantamiento son el material para determinar que hay algo más en esa marcha de aliados tan distintos.

Se dialoga.  Cervantes canaliza a través de Sancho ideas estéticas y argumentos críticos.  La ficción literaria se ve explicada en cuanto a su propensión a la metáfora.

Se ironiza. Y de esto sabe mucho la gran literatura. Ya que Sancho tiene un asno que quiere mucho, se mencionan burros que han alcanzado puestos de gobierno.

Sancho piensa esperanzado que su ínsula está a un paso.

Cine Arte: “Russian Ark”, jueves 20 de marzo del 2014, 6:00 p.m.

marzo 13, 2014
Russian Ark

Russian Ark

La manipulación en la comunicación

febrero 12, 2014

Antón A. Toursinov

manipulacióndemediosEl ser humano por su naturaleza es manipulador por un lado y proclive a ser manipulado por el otro. La manipulación es parte de la comunicación cotidiana, sin embargo, tal parece que en los discursos de interacción social es una estructura esencial. Surge la pregunta: ¿es ético el uso de la manipulación en tales ámbitos de la vida como el académico, empresarial y otros?

En primer lugar, es necesario definir qué es la manipulación en la comunicación, cuáles son sus características. Se considera manipulación discursiva la influencia que ejerce el manipulador (emisor de un mensaje) para motivar al manipulado (receptor del mensaje) a comportarse o tomar decisiones necesarias para el propio manipulador. Esta es la razón por la que la manipulación se considera un proceso coercitivo.

Entre las características principales de la manipulación hay que destacar su naturaleza implícita, sugestiva y sutil. El intento de manipular al interlocutor-destinatario será exitoso siempre y cuando este no se dé cuenta de tal acción por parte de manipulador-destinador, y por consiguiente no le es conocida su finalidad. Es importante que el manipulado crea y esté seguro de que todas estas ideas, pensamientos, sentimientos y decisiones son suyas, tomadas por él mismo voluntariamente.

Otra condición necesaria de la manipulación radica en las debilidades humanas aprovechadas por el manipulador quien a menudo elige como blancos de la persuasión los sentimientos como el orgullo, el amor propio, el sentido de la propiedad, el éxito financiero y económico, el poder, el profesionalismo, la fama y, sobre todo, los sentimientos negativos hacia un “enemigo” (real o virtual) común. Nadie desea ser visto como pusilánime, cobarde, mezquino o ignorante, es por eso que estos sentimientos son con los que suele jugar el manipulador.

Y la tercera peculiaridad de la manipulación consiste en las capacidades lógicas y lingüísticas del manipulador, es decir, selección de los medios de lenguaje utilizados para la finalidad específica en la que se utiliza la manipulación. En este caso se suele partir del concepto de persuasión en la que se apoya la manipulación. A diferencia del convencimiento, la persuasión utiliza el proceso pasivo de razonamiento (o mejor dicho, proceso irracional e irreflexivo o hasta la supresión del razonamiento) lo que se logra a través de las apelaciones a los sentimientos y no a las razones.

En la teoría de la comunicación la manipulación se opone a la argumentación y es una de las estructuras de razonamiento habituales si no únicas en ciertos tipos de discurso: en el político, en el religioso, en la publicidad. En efecto, cuando se trata de las promesas y de las acciones no realizadas todavía pero proyectadas para el futuro, la argumentación es poco eficaz y la manipulación comunicativa forma bases de las estrategias muy convenientes.

Además, la manipulación constituye una estructura importante en el ámbito empresarial y de negocios y puede ser constructiva tanto en las relaciones interpersonales en esta esfera de la acción humana como en la práctica gerencial: desde la creación de la imagen de una empresa hasta el proceso de lograr el objetivo común o colectivo.

Por ejemplo, un empresario en vez de la coacción puede (y debe) utilizar la sutileza en la dirección del trabajo de sus subordinados, creando así una idea ilusoria de cierta independencia y libertad en las acciones de los implicados. Al mismo tiempo, un buen empresario debe ser atento y evitar que los subordinados lo dirijan y lo manipulen a él. Asimismo, todas las estrategias manipulativas que se utilizan en la comunicación empresarial (en las discusiones, en las disputas, los debates, etc.) pueden ser divididas en tres clases: manipulaciones organizacionales, psicológicas y lógico-lingüísticas.

La manipulación organizacional es típica para las negociaciones, discusiones y tomas de decisiones. Está orientada a la suspensión de las discusiones por un lado o, por el otro, al choque de los puntos de vista contrarios de los participantes. Todo ello tiene un único objetivo: llevar las negociaciones y las discusiones por el camino perjudicial para el oponente. Algunos ejemplos de este tipo de estrategias manipulativas son dar la primera palabra a alguien respetable cuyo punto de vista es beneficioso para el manipulador debido a que la primera intervención suele formar la percepción posterior; la entrega de los documentos necesario a última hora, lo que evita que la parte manipulada no conozca los detalles de las negociaciones y discusiones, etc.

Mientras tanto, la manipulación sicológica se fundamenta en el empleo de los métodos arteros que permiten jugar con los sentimientos del manipulado. Entre ellos se puede mencionar la burla y el reproche que, al irritar al manipulado, lo hacen cometer errores en sus comunicaciones y acciones; el uso excesivo de las palabras desconocidas para el interlocutor-manipulado quien no se atreverá a aceptar su ignorancia y así hacerlo creer ser inferior; el uso de la generalización (“todos saben”, “todos están de acuerdo”, “nadie ha podido”, etc., que, con el empleo repetitivo, hacen que el manipulado tome las decisiones cómodas para el manipulador); apelaciones a la autoridad en la materia a discutir y muchos otros.

Por su parte, las manipulaciones lógico-lingüísticas consisten en la violación consciente de las leyes y reglas del razonamiento o, por el contrario, en la habilidad de su aplicación con el objetivo de la persuasión del interlocutor inexperto: violación del principio de razón suficiente cuando los argumentos y las pruebas son correctas pero insuficientes; el uso constante de todo tipo de falacias de causas insuficientes y de razones irrelevantes en las que las conclusiones salen de las causas y razones incorrectas, etc.

La capacidad comunicativa de una persona razonable no solo permite utilizar la manipulación donde sea necesaria, sino detectarla a tiempo para contrarrestarla. Es imprescindible subrayar que las manipulaciones se convierten en destructivas cuando el abuso (comunicativo) sobre el interlocutor supera el nivel admitido por la actividad específica. De esta manera, partiendo de lo moral y, por consiguiente, lo ético, se puede deducir que las estructuras manipulativas en la comunicación son aceptables hasta que lleguen al límite de lo moral (se vuelven engaño, mentira, estafa, etc.)

 

Publicado en la revista Futuro, número 202, 2013

La diversidad cultural y la empresarialidad

febrero 4, 2014

Antón A. Toursinov

 

diversidadLa multiculturalidad y la diversidad no son conceptos recientes. Los fenómenos a los que se refieren han movido el desarrollo y el progreso de la humanidad desde los primeros contactos entre los seres humanos. Su auge político es la época del Renacimiento y los descubrimientos geográficos realizados por los navegantes portugueses, españoles, ingleses y otros. Gracias a la interacción multicultural se formaron naciones enteras, sobre todo en el continente americano. Todos los países americanos actuales, con escasa excepción, desde Canadá hasta la Argentina y Chile son resultado de la multiculturalidad y diversidad tanto racial y étnica, como cultural y política.

Parece que el término multiculturalidad nació precisamente en este continente, en Canadá, en los años 60 del siglo pasado para describir el estado etnocultural, racial y religioso de aquel país. Oficialmente, en las actas legales, el término se arraigó a partir de los años 1970 como resultado del reconocimiento del fracaso de las políticas de “asimilación” que había intentado realizar el gobierno respecto a las poblaciones indígenas y a los migrantes. Actualmente, en la política y en la educación el concepto de multiculturalidad equivale a la “integración sin asimilación” lo que supone que dentro de un grupo social y político coexisten distintos subgrupos culturales, siempre de manera respetuosa hacia los demás y hacia las reglas, normas y leyes generales.

Respecto al ámbito empresarial, en un mundo globalizado la multiculturalidad desempeña un papel muy importante si no indispensable. Las diferencias culturales, educacionales, religiosas y, en general, sociales pueden tanto aumentar la eficacia del trabajo de un equipo como también ser un obstáculo. En estas épocas actuales los administradores de empresas y los empresarios se ven obligados a ser capaces de utilizar todos los elementos necesarios de trabajo que sean eficaces, y prestar la debida atención a la diversidad de los miembros del equipo de trabajo, sacando de esta todas las ventajas para el bien común y para el bien del negocio. Por el otro lado, los administradores de empresa actuales deben aprender a determinar todas las diferencias socioculturales y saber manejarlas en un ambiente de negocios. De esta manera, las diferentes culturas se convierten en una fuente inagotable de los nuevos conocimientos que permiten lograr el éxito en el mundo actual.

Los resultados de las investigaciones sobre el papel de la diversidad y la multiculturalidad en los negocios y su funcionamiento demuestran que este tipo de diferencias entre el personal en general sube la eficacia del trabajo del equipo completo y, por lo tanto, de toda la empresa. Sin embargo, los miembros del equipo de trabajo tienen que estar conscientes de todos los procesos comunicativos dentro de este tipo de organizaciones humanas. Es decir, el éxito de una empresa consiste, entre otros muchos factores, en las competencias cross-culturales.

Nigel J. Holden, en su investigación Cross-Cultural Management, define los equipos multiculturales como aquellos orientados a lograr un objetivo determinado desde distintas culturas. Las diferencias consisten, entre otros, en los estilos de la interacción personal y en el uso del lenguaje. Estos factores son una especie del balance o desbalance dentro del equipo y el equilibrio depende siempre de la forma de dirigir el grupo.

Las compañías multinacionales exitosas han conseguido su lugar en el mercado global precisamente gracias a su capacidad de utilizar la multiculturalidad y la diversidad de su personal, quien, a su vez, asegura el nivel de flexibilidad y reacción ante las adversidades (comerciales y políticas) necesario para permitir la competitividad. De todo ello se derivan las ventajas de las empresas que contratan personal de distintas culturas. Entre estas ventajas hay que mencionar las ideas nuevas y frescas, las competencias propias de los representantes de diferentes culturas, los diversos puntos de vista, etc. La diversidad cultural se muestra más provechosa en aquellas situaciones donde se requiere determinar el problema y resolverlos de manera más cómoda para todos los implicados.

Los investigadores Snow, Davison et al. describen cuatros características básicas de una cultura híbrida que nace en un ambiente multicultural de negocios:

1. Los objetivos comunes, es decir, las aportaciones a las estrategias de negocios. El determinar estos objetivos comunes permite unir a los miembros del equipo con el fin de lograr estos objetivos, además, ayuda a cada uno de los implicados a comprender sus objetivos particulares y sus capacidades para resolver todos los problemas posibles.

2. El papel individual definido de cada miembro del equipo es esencial en muchos aspectos. Es importante para evitar los conflictos interpersonales. En caso dado, para resolver los problemas ocurridos, la concientización sobre el papel individual son básicos.

3. Las reglas claras e interacción social permiten a los miembros del equipo tener claras las normas del comportamiento en el trato mutuo, en la resolución de eventuales conflictos dentro de la empresa y en la distribución de los recursos y los premios dentro del equipo. Estas reglas son clave del éxito en la mayoría de las situaciones comerciales y laborales.

4. El monitoreo permite la coordinación de los equipos de trabajo que están distribuidos por varios lugares geográficos pero que persiguen el objetivo común dentro de la empresa.

El funcionamiento de los equipos de trabajo multiculturales en las empresas internacionales es uno de los puntos a tomar en cuenta por los psicólogos organizacionales, por los administradores y por los propios empresarios. El manejo y administración adecuados al trabajo de un equipo culturalmente diverso permite eliminar los riesgos relacionados con el mercado global y con el comportamiento en él, con la competitividad entre las empresas y entre los mercados y es una aportación significativa a la interacción exitosa entre los representantes de diferentes culturas, educaciones y modos de vida. Todo ello, al final, es un camino al éxito, tanto individual, como empresarial.

Fuentes:

Early P.C. and Gibson C.B. (2002) Multicultural work teams: a new perspective. New Jersey: Lawrence Erlbaum Assosiates

Snow, C.C., S.C. Davison, D.C. Hambrick, and S.A. Snell, “Use Transnational Teams to Globalize Your Company,” Organization Dynamics, Summer l996.

 

Publicado en la revista Futuro, número 197, 2013

Planificación y los principios de la organización del tiempo

enero 27, 2014

Antón A. Toursinov

 

tiempoPara estudiar una carrera universitaria y, a la vez, trabajar y atender otros asuntos no menos importantes en la vida de una persona, sin que estas actividades se interfieran, no solo es necesario tener una fuerza de voluntad extraordinaria, sino también saber planificar y organizar bien el tiempo que se destina a cada una de estas actividades. El deseo de hacer varias cosas en un periodo limitado a menudo nos lleva a enfocarnos en un solo asunto y olvidarnos de lo demás y así caer en un constante estrés.

Una buena planificación, basada en varios principios lógicos y psicológicos, ayuda a evitar estos problemas y permite que nos dediquemos a cada asunto en su momento, con debida aplicación y con un triunfo merecido. Es necesario tomar en cuenta varios aspectos organizacionales, probados tanto por los psicólogos como por la propia vida de los profesionales exitosos.

En primer lugar, es aconsejable delimitar las responsabilidades personales, es decir, determinar con claridad en qué consiste nuestra obligación, sobre todo, para con los demás. Una lista de las obligaciones según el nivel de la necesidad y urgencia, podría servir de apoyo sustancial para este paso: las tareas urgentes e importantes; urgentes y no importantes; no urgentes pero importantes, etc.

Otro paso considerable es tomar en cuenta el tiempo que se gasta para la realización de las tareas según las experiencias previas. En efecto, si en los semestres anteriores, por ejemplo, para escribir un ensayo, por el que nos ponían una buena nota, se necesitaban 8 horas, sería ilógico dejar solo un par de horas para un trabajo parecido y esperar un buen resultado. Asimismo, es recomendable imaginarse las metas deseadas y planificar la actividad acorde a ellas.

Con todo ello hay que considerar el “aquí y ahora”: nuestro estado emocional, su relación con el tiempo para realizar las tareas y el espacio para la actividad. La eficacia de nuestro trabajo a menudo depende de nuestro estado anímico y de otros factores psicológicos; cuanta más concentración se pone en la ejecución de una tarea, mejores resultados se logran. Si estamos resolviendo un problema pero nos preocupan otras cosas (quizá más importantes que el problema), la atención se disipa y es casi imposible enfocarse en el trabajo, lo que lleva al desgaste emocional y quita mucha energía. No se puede olvidar de la regla de terminar lo iniciado.

Y por último, debemos entender que nuestra salud está por encima de todo lo demás. Trabajar o estudiar sin dormir por tiempo prolongado, sin comer de manera adecuada, llevar el modo de trabajo sedentario (peor aun si es dentro de un ambiente ruidoso o con humo de tabaco) quita progresivamente la posibilidad de cumplir con los objetivos deseados. A veces es preferible obtener una nota más baja de la esperada que perder la salud o las ganas de seguir estudiando.

Esperemos que el nuevo año académico esté lleno de éxitos a los que nos llevarán la correcta planificación de nuestras actividades diarias y la organización de nuestro tiempo.

Publicado en la revista Futuro, número 203, 2014

La gran literatura. Una voz barroca para decirlo.

enero 15, 2014

Jorge Luis Contreras Molina

book-sculpture-01Conmovido en su condición de hombre, el lector que sabe de desvelos aparentemente estériles y de lágrimas arrancadas por entrañables desconocidos remotos en tiempo y espacio, se acerca a la gran literatura con su vitalidad humana como prenda.  Asombrado descubre que su llanto y su risa aún viven en la rendija fértil del filón de sí que no ha entregado a la vulgaridad chusca del entretenimiento chato.  Se descubre privilegiado mientras esconde su tesoro de lectura con la pasión estética del ser verdadero descombrado por la poética voz del creador distante dueño ahora del minuto místico de la vivencia plena.

Hay palabras que en los grandes libros se parecen a las del día a día pero se arraigan en el alma por virtud de la cadena de signos contundentes dispuestos de esa manera tan ajena al minuto cotidiano.

Es necesario abundar respecto del efecto contundente que la gran literatura ejerce en el espíritu del lector.  No proviene del valor per se del tema.  Joyce nos demostró magistral que un día trivial puede hacerse trascender.  El secreto está en la juntura de las palabras.  En la cadencia.  En el movimiento sutil esquivo que se desliza perplejo por las pautas de magia que van y vienen del mundo al universo creado.

El arte a través de la palabra no persigue enseñar; pero logra experiencias señeras de aprendizajes que sin pretensiones ampulosas calan en el ser lector.

La literatura es la invención ambigua de un mundo lleno de evocaciones que van, uno a uno, animando reflejos dormidos, caras conquistas, efervescencias viejas y nuevas… reminiscencias.

La gran literatura descontamina el sopor de una tarde, casi noche, de ruina y desleal abandono de aquello que realmente vale. Leer es vivir.  Cuando se nombran las voces eternas de quijotes y rampantes barones se está en goce vital.

Poco hay de moralizante en la literatura; pero el sino lector atisba el mal supremo y el bien mayor amalgamados en seres complejos que sin el ruido de lo superfluo anuncian su miseria y su grandeza para provocar hondas reflexiones éticas.

Por ambigua a la gran literatura se la puede transitar en sentidos diversos, en canales que hacen posible mil lecturas.  Por irónica, se burla finamente de nuestros prejuicios más acendrados con giros magistrales para lograr que la experiencia lectora se vuelva única y profundamente significativa.